¿Sabías que...
... en Murcia existen dos documentos para la catalogación y protección de árboles?

 

Son el Catálogo de Árboles y Arboledas de Interés Local y el Catálogo de Árboles Históricos y Monumentales. Ambas herramientas documentales sirven de guía y control de las especies más raras del municipio, así como de aquellos otros ejemplares que por su antigüedad o significación merecen una atención extraordinaria. Sin embargo hay otros árboles repartidos a lo largo y ancho del municipio que, sin estar incluidos aún en ninguno de esos dos documentos, encierran historias familiares de sacrificio y trabajo dignas de ser conocidas.

 

Es el caso del árbol de la imagen. Se trata de un eucalipto plantado en 1922 por Manuel Serrano Personal, alias 'el Bayona', un labrador natural de Espinardo que cultivaba y vivía a rento en unas tierras situadas en el partido de Churra, pertenecientes a una familia rica de la ciudad a la que además cedía parte de la cosecha. Serrano Personal colocó el árbol para tener la referencia visual de una azarbeta que corría junto a la linde este de la finca, además de para usar sus hojas de propiedades curativas y balsámicas.

 

Manuel Serrano Personal estuvo afiliado a la UGT y fue alcalde pedáneo de Churra unas pocas semanas en 1938, durante la Guerra Civil. Acabado el conflicto fue encarcelado por el Régimen en la Prisión Provincial de Murcia, en la que permaneció más de un año sin celebrarse juicio. Fruto de la diabetes que padecía y de la que no fue convenientemente tratado, cayó en coma y recibió el beneficio de la prisión atenuada apenas una semana antes de morir. Sin embargo, su eucalipto siguió en pie y vio a su mujer, Dolores Mengual Guirao, sacar adelante a sus trece hijos y a la finca en la que vivió y que cultivó con esfuerzo. Hoy, camino de cumplir cien años de vida, el árbol aún resiste junto a la avenida Reino de Murcia.


©2014, MUSEO DE LA CIUDAD. AYUNTAMIENTO DE MURCIA. NOTA LEGAL · POLÍTICA DE PRIVACIDAD