¿Sabías que…
...Teresa Navarro Calvete en 1697 ejerció como docente de música en el Monasterio de Santa Clara la Real de Murcia?

De esta mujer del siglo XVII conocemos poco. La información con la que contamos procede de un documento conservado desde el año 2014 en el Archivo General de la Región de Murcia fechado el 23 de mayo de 1697 por el cual el nuncio del papa Inocencio XII da licencia a Teresa para que ejerza de maestra de música. Era hija de Ginés Navarro Román, del Fisco de la Inquisición de la ciudad de Murcia y de Catalina Calvete Mendieta. La carta en pergamino y escrita en latín conserva el sello pendiente de cera roja que va unido al pergamino con cordón de hilos de color marrón. Es curioso destacar que en la data, el día del mes va en calendas ‘decimo Kalenda junii’.

 

En el libro ‘Mujeres, Iglesia y Secularización’ de Juan B. Vilar y María José Vilar, se describe la importancia de las organistas y cantoras en los monasterios clarianos de dentro y fuera de la región. Por ello esta tarea corría a cargo de profesas especializadas con funciones básicas en comunidades religiosas femeninas de clausura. Santa Clara la Real de Murcia en ello no sería excepción. La organista resulta imprescindible para un normal funcionamiento del coro y en definitiva de la liturgia monástica. Por ello cuando no la había era buscada con afán una joven con conocimientos musicales suficientes como para desempeñar tan destacable oficio.

 

Existen noticias de monjas de esta misma orden y época, en concreto del convento de Santa Clara de Vizcaya o en el de San Francisco de Bilbao, en las que se indican las tareas de este tipo de docente ‘tenía obligación de enseñar canto llano, canto de órgano y órgano a las que fueren hábiles para ello’. El ingreso de estas mujeres, gracias a su formación musical, les permitía profesar no solo sin abonar la obligada dote sino también contar con una pequeña renta anual. La documentación conservada, también indica que dada su condición de maestra de música, el monasterio tenía que procurarle una celda en la que poder tener los instrumentos y que al mismo tiempo, sirviera de aula donde impartir sus clases de música. Es posible que Teresa Navarro Calvete contase con unas condiciones de trabajo y espacio parecidos.

 

Fuente:

Archivo General de la Región de Murcia

‘Mujeres, Iglesia y Secularización. El Monasterio de Santa Clara la Real de Murcia en el tránsito de la Ilustración al Liberalismo (1788-1872)’ Juan B. Vilar y María José Vilar.


© 2014, Museo de la Ciudad Ayuntamiento de Murcia Nota legal · Política de privacidad