¿Sabías que...
... la reina que aparece en el retablo de la Virgen de la Leche de la Catedral de Murcia es Juana Manuel?

Lo hace como donante en uno de los paneles laterales, mientras que en el panel opuesto aparece su padre, don Juan Manuel. La importancia de Juan Manuel como sobrino de Alfonso X el Sabio, Adelantado del Reino de Murcia y escritor, es más que conocida, pero no lo es tanto la de su hija Juana Manuel (1331-1389), esposa de Enrique II de Trastámara, que llegó a ser reina de Castilla y que, una vez enviudada, dejó el trono a su hijo Juan. De hecho, la dinastía de los Trastámara legitimó su acceso al trono castellano en los derechos legados por la reina Juana Manuel. El linaje de los Manuel dominó el panorama político del Sureste peninsular durante el siglo XIV, gracias principalmente al Señorío de Villena y al Adelantamiento del Reino de Murcia.

 

Según la describe en su biografía la Real Academia de la Historia, Juana Manuel fue una mujer "muy animosa" y "de una extraordinaria energía", y tuvo un papel protagonista en el convulso siglo XIV.  Apoyando siempre a su marido Enrique -con el que se casó a la edad de 11 años- en la lucha por sus derechos sobre la Corona de Castilla, Juana estuvo al mando de las operaciones en varios momentos de la contienda contra el hermanastro de Enrique, Pedro I, quien finalmente murió en la batalla de Montiel en 1369. Entre otras acciones, Juana Manuel dirigió el asedio a Zamora, ciudad que permanecía fiel a Pedro.

 

El retablo de la Virgen de la Leche, obra del pintor italiano Bernabé de Módena, fue encargado por la familia Manuel a Génova con destino a su capilla funeraria en la Catedral de Murcia, y viene a confirmar los intercambios comerciales con Italia y el arraigo de esta estirpe al Reino de Murcia, aunque Juana, que murió en Salamanca, recibió sepultura en Toledo. Según apuntan Cristóbal Belda y Elías Hernández, la fecha probable de realización del retablo es 1369, pues la identificación como donante de Juana Manuel ya en su condición de reina es inequívoca, y fue ese año precisamente cuando accedió al trono.

 

El tema mariano que centra el retablo es la Virgen de la Leche, pero también las advocaciones privadas de la familia: Santa Lucía y Santa Clara. La obra, que puede visitarse en el Museo de la Catedral de Murcia, fue citada por Vasari en su popular 'Vidas' (1550) con las siguientes palabras: "No tengo noticia de que en España se conserve otro ejemplar más antiguo de esta clase de retablos altos con la misma técnica".

 

Tal y como se explica desde el Museo del Prado en relación con otra obra de la misma temática, el de la Virgen de la Leche "es un tema de larga tradición en el arte cristiano": "Se trata de una iconografía que, como señaló Louis Réau, alcanzó un desarrollo extremadamente variado y matizado que se inició en la pintura bizantina y tuvo una amplia difusión en la Edad Media. La imagen de María amamantando al Niño o mostrando un pecho desnudo contó con abundantes ejemplos en el arte occidental, desapareciendo progresivamente a lo largo del siglo XVI por considerarse indecoroso o inconveniente".

 

Fuentes:

 

Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia: Juana Manuel.

 

Arte en la Región de Murcia, de Cristóbal Belda Navarro y Elías Hernández Albaladejo. Monografías Regionales. Editora Regional de Murcia, 2006. Páginas 113-114.

 

Historia de la Región Murciana. Ediciones Mediterráneo. Murcia, 1980. Páginas 314-321.

 

Gran Enciclopedia de la Región de Murcia. Ayalga Ediciones. Murcia, 1995. Página 37.

 

Web del Museo del Prado en el comentario a 'La Virgen de la Leche' de Luis de Morales.


© 2014, Museo de la Ciudad Ayuntamiento de Murcia Nota legal · Política de privacidad