¿Sabías que...
...desde los primeros meses de 1438 la ciudad de Murcia, por merced de Juan II contaba con un macero?

 

Por este motivo hubo de encargar una maza de plata para su portero y andador Lorenzo Ballester. La decisión real era para que los tales porteros fueran más honrados y los mandamientos que hicieran de parte del dicho concejo tuvieran mayor efectividad. En la maza debían figurar las armas reales ¨e con las armas desta çibdad de yuso dellas¨. Se le encargó el platero judío Frayn su hechura, quien cobró mil setecientos maravedís, de dos blancas por la maza, cuyo peso era de ¨dos marcos de plata e con el oro que puso en la doradura della¨. Noventa años más tarde y como feliz consecuencia de la obra de Ginés de León de los dos reyes de armas, con sus dalmáticas y plateadas mazas, los regidores acordaron construir otra y que fueran dos las que tuviera el concejo. Decisón adoptada el 23 de marzo de 1527, en que se concreta el mandamiento concejil ¨se haga otra maça de plata que aya dos que vayan delante el pendon real desque sale¨.

 

`La lealtad de Murcia a Alfonso X el Sabio. VII Centenario´. Torres Fontes, Juan; Torres Suárez, Cristina. Murcia 1984


©2014, MUSEO DE LA CIUDAD. AYUNTAMIENTO DE MURCIA. NOTA LEGAL · POLÍTICA DE PRIVACIDAD