¿Sabías que...
...Mari Chaves protagonizó uno de los más sonados procesos de la Inquisición en Murcia durante el siglo XVIII?

 

 

Su nombre era María Gómez Chaves, ‘estanquera del tabaco’ y antigua conocida del Santo Oficio que en 1682, ya la sometió a un proceso. Juan García Abellán, en su obra ‘La Otra Murcia del Siglo XVIII’, reseña que en el mes de noviembre de 1724 Mari Chaves fue ajusticiada por los cargos de ‘relapsa, pertinaz, impenitente y blasfema’. Finalmente esta mujer de origen judío y de familia portuguesa, condenada por bruja y pitonisa, fue quemada junto con su hermano Melo, cerca del Molino de las Coronas. Sin embargo en el diario ‘Correo de la noche’ de 1895, hemos localizado una noticia que indica que esa ejecución se produjo en 1722.

 

La puerta que mostramos perteneció a la casa en la que vivió Mari Chaves, que se conserva en el Museo de Bellas Artes de Murcia como entrada a la sala dedicada a la sala de la Comisión de Monumentos. Según el inventario del museo de 1973, la puerta, en origen, se localizaba en la casa ubicada entre las calles Santa Catalina y Platería.

 

En 1868 la Comisión de Monumentos la compró y ubicó en el edificio del Contraste. La importancia de esta pieza radica en la iconografía de las imágenes de los casetones, relacionados con el bestiario medieval, con representación de lo onírico, lo atávico y lo esotérico.

 

Imágenes:

Bocetos para la obra ‘Mari Chaves’. Antonio Sánchez, para exposición ‘Referencias medievales. Siete imágenes, siete pintores’.

Fotografía. ‘Puerta de Mari Chaves’. Vincent Sáez+Pascual Martínez para la exposición ‘Donde crecen los mirtos’.


© 2014, Museo de la Ciudad Ayuntamiento de Murcia Nota legal · Política de privacidad