¿Sabías que...
...la investigación histórica puede dar sorpresas inesperadas?

Investigando sobre la plaza de Sandoval, en la que según la prensa, hoy se sustituían unos bolardos por árboles, nos hemos encontrado que en el libro “Temas Murcianos” de Alberto Sevilla, recogido a su vez por Ortega Pagán dice “ de aquellos Sandovales entroncados con Lisones y Barnuevos que habitaron junto a la calle de Aistor, delante de la Brujera y próximo a la muralla, dándole sus apellidos a una calle de la colación de San Nicolás y a una plazuela de San Antolín, solo queda el recuerdo esculpido en piedra que no llama la atención de los transeúntes”.


Dice Ortega Pagán en su “Callejero Murciano” que la plaza, “según datos que he podido recoger de las actas capitulares, que entrega a un espía a Don Diego de Sandoval, Corregidor y teniente general. Por esta razón pide se le facilite una casa. Por la proximidad de la fecha de la rotulación de la plaza y la existencia de este miembro de los Sandovales, la personalidad del interesado, me han hecho sacar por deducción y por destacada figura, el mencionado don Diego como titular de la plaza de Sandoval en la parroquia de San Antolín”.


Y aquí comienza el hallazgo. Tras la lectura de la fuente directa, el Acta Capitular de 27 de noviembre de 1610 (que mostramos en las imágenes), hemos podido comprobar como se ha manipulado la información y convertido en masculino lo que en la fuente aparece escrito claramente en femenino...y a la retirada truje una espía maniatada y la entregué a Don Diego de Sandoval.


©2014, MUSEO DE LA CIUDAD. AYUNTAMIENTO DE MURCIA. NOTA LEGAL · POLÍTICA DE PRIVACIDAD