PUBLICACIONES
Tipo
Hay 167 publicaciones
6 7 8 9 10 11 12
Murcia. Miradas sobre la huerta
Recopilación de las seis exposiciones temporales del mismo título que se llevaron a cabo en el museo entre 2005 y 2009, con textos seleccionados por el periodista Pedro Soler. Una selección de artistas murcianos agrupados por generaciones muestran su visión de la huerta de Murcia.
Mediterráneos. El mar y las ciudades
De nuevo, el Festival de Folklore vuelve a obsequiarnos con una actividad artística que, con el argumento de "El mar y las ciudades", nos muestra el trabajo creativo de una decena de artistas que, el día 7 de septiembre de 2009, pintaron en la plaza Belluga lo que ese tema les inspiró, trabajando a la vista de público y compartiendo tablas y pinceles.
Décimo Aniversario. Abiertos a la ciudad
Con motivo del décimo aniversario de apertura del museo se editó y produjo una exposición conmemorativa
El Real Casino de Murcia. Fotografías de Joaquín Zamora
En la exposición se muestran más de veinte fotografías del murciano Joaquín Zamora, sobre el Casino de Murcia tras su total rehabilitación. La muestra incluye una selección de textos relativos al edificio, recopilados por el periodista Pedro Soler.  
Priscas novissima exsaltat
Un año más, Murcia tres culturas nos propone su ciclo de interesantes exposiciones que, sin duda, harán las delicias de cuantos amamos la cultura, el arte, la tradición y la historia. En este año que celebramos el tercer siglo de existencia de nuestro escudo, debemos recordar que sus antecedentes se remontan mucho más allá en el tiempo, como prueba irrefutable de la antigüedad y nobleza de la ciudad de Murcia.
Miradas sobre la huerta VI
La benéfica noria. La noria sigue girando desde hace siglos de manera benéfica. Esta impresionante obra acuática consiste en una gran rueda de paletas, que es accionada mediante la corriente de agua de un canal. Al girar la rueda, las llantas, provistas de pequeñas cajitas, se llenan de agua estando abajo y se vacían al llegar arriba, para, de este modo, elevar el agua a un acueducto, a unos cinco metros más arriba. Una solución realmente sencilla. Friedrich Christianses: Las costas españolas y Mallorca.
Excavaciones arqueológicas en la ciudad de Murcia
    Los materiales que exponemos forman parte de la colección arqueológica del museo. Pertenecen a los trabajos realizados por el Centro de Estudios Arabes y Arqueológicos Ibn Arabí del Ayuntamiento de Murcia en 1990, en la calle Platería y son un ejemplo de las 162 piezas de esta excavación que se conservan en los fondos. De los estudios realizados en los solares nº 14, 16 y 18 de dicha calle, derivó una publicación de gran importancia para los investigadores (Platería 14. Sobre Cuatro Casas andalusíes y su evolución. Siglos X-XIII), que vino a mostrar las características urbanísticas de una zona de la ciudad de Murcia, hoy comercial, que estuvo destinada a uso residencial durante la Edad Media. Durante la excavación se documentaron cuatro casas, todas ellas con patio central, alcobas, letrinas y salones con evidencias de ocupación desde la primera mitad del siglo XI. En el proceso fueron localizados numerosos restos muebles, principalmente cerámicos, en dos vertederos cerrados, uno de época almorávide y otro, de la segunda mitad del siglo XVI y primera del XVII, que aportaron valiosa información sobre cronologías y tipologías cerámicas. El conjunto de cerámicas y vidrios de época Moderna pertenecen a una residencia de un nivel económico elevado, en la que viviría una familia comerciante de origen italiano, probablemente genovés. Se encontraron cerámicas valencianas, catalanas, ligures y talaveranas, junto a las de manufactura local. Estas últimas pueden dividirse 18 grupos cerámicos, todos ellos de uso doméstico: platos, cuencos, ollas, botellas, cantarillas, bacines, escudillas, etc. Las piezas de manufactura local tienen influencias italianas apreciables, por ejemplo, en las cubiertas azuladas de algunas escudillas y continuidad con la tradición mudéjar. Las piezas de vidrio constituyen un grupo interesante. Se trata de elementos de lujo para el servicio de mesa, importados de Venecia, fechables los más antiguos a comienzos del siglo XVI.  
La literatura murciana del siglo XVII
    Francisco Cascales. Murcia, 1564-1624. Humanista, con vocación universalista le llevó a elaborar una variada obra en la que se dan cita, la filología, la retórica, la poesía y la historia. Viajero incansable en la juventud estudia en Flandes, Francia, Italia y de regreso a España recibe clases en Barcelona, Valencia, Cartagena y por fin en Murcia donde a finales del siglo XVI obtiene la cátedra de Poesía y Retórica en el Seminario de San Fulgencio. Conocedor de varias lenguas, dominador del latín, lector infatigable y entendido en epigrafía y arqueología, publicó su obra más importante "Las cartas filológicas", siguiendo un modelo epistolar, en la que expone su visión de la literatura española. Es en ella donde describe a Góngora como: "Príncipe de la luz y Príncipe de las tinieblas". El Licenciado Cascales compartió y cultivó amistad muchos personajes relevantes de la época no solo del mundo de las artes, entre los que se encontraba Don Alonso Fajardo Caballero de la Orden de Alcántara y Gobernador de Filipinas. Entre otros personajes eminentes de la Murcia del siglo XVII, destaca Polo de Medina, considerado su discípulo. Realizó valiosas aportaciones a la historia regional con su "Discurso a la ciudad de Cartagena" y con "Discursos históricos de la muy noble y muy leal ciudad de Murcia" (1621), realizada esta última por encargo del Concejo, en la que hace un recorrido desde los orígenes de la ciudad hasta sus días y un estudio de los linajes murcianos que ha servido de base para multitud de investigaciones posteriores. Salvador Jacinto Polo de Medina. Murcia 1603, Alcantarilla 1676. Poeta barroco que ha sido calificado por muchos investigadores como el "Quevedo murciano", con influencias de Góngora, Gracián, Cascales y Saavedra Fajardo. Fue un audaz observador de la realidad y supo plasmar en sus poemas aspectos de la vida cotidiana de la Murcia de su época. Su poesía festiva, se caracteriza por el humor y la ironía, creando un subgénero literario: la fábula burlesca, de la que establece la estructura, forma e incluso esquema métrico. Consiguió la protección de nobles de su tiempo, como el Marqués de Espinardo y fue durante algunos años rector del, incipiente, Seminario de San Fulgencio. Entre las obras de Polo de Medina destacan "El buen humor de las musas", "Academias del Jardín", "Ocios de la Soledad" y "Gobierno moral a Lelio", un libro de carácter pedagógico, en el que da consejos a los nobles de como vivir correctamente. Famosas fueron las tertulias literarias que organizaba en la casa del Marques de Espinardo, a las que acudían nobles es intelectuales de la ciudad, y que fueron inspiradoras de su literatura en más de una ocasión.
6 7 8 9 10 11 12
©2014, MUSEO DE LA CIUDAD. AYUNTAMIENTO DE MURCIA. NOTA LEGAL · POLÍTICA DE PRIVACIDAD