Exposiciones
‘Acequia en otoño’
Llevamos esta obra de José María Almela Costa del salón de actos del museo al Hoy enseñamos
Fecha Del 06/02/24 al 03/03/24

Esta obra de Almela Costa ganó un concurso convocado por el Ayuntamiento de Murcia en 1945 con motivo de las Fiestas de Primavera. Desde ese momento pasó a formar parte de la colección artística municipal, y tras tener otras ubicaciones, finalmente fue instalada en el salón de actos del Museo de la Ciudad en 1999, donde se conserva en la actualidad

 

En la sección 'Gabinete de curiosidades' de nuestra web le dedicamos un extenso contenido analizando la obra y a su autor, contenido que se vio enriquecido por las aportaciones posteriores de varias personas; puedes leerlo pinchando en este enlace.

 

En febrero de 2024, el Museo de la Ciudad decidió sacarlo de su ubicación habitual y destacarlo en el espacio 'Hoy enseñamos', y ahí permaneció hasta el domingo 3 de marzo, cuando regresó a al salón de actos.

 

Nos encontramos ante la evocadora visión de un camino de la huerta de Murcia que discurre junto a una acequia, con unas casas asomadas a un recodo y bajo las ramas desnudas de unos olmos. A la izquierda parece distinguirse otra acequia en paralelo a la que ocupa el centro de la obra, lo que se ve reforzado por el título que el autor le dio al cuadro al presentarlo al concurso: 'Dos acequias'.

 

Aunque este rincón de la huerta de Murcia puede servir como representación ideal de todo ese espacio patrimonial, paisajístico, cultural, social y económino, hoy seriamente amenazado y muy modificado, la posible ubicación real de la escena nos lleva aproximadamente a un extremo del actual jardín de la Seda, junto a la Calle de la Olma, según las hipótesis de Almela Lacárcel y de Esteban Linares.

 

Dándolas por buenas, la que vemos en primer término sería la acequia Caravija, mientras que a la derecha intuimos el curso de la acequia mayor del norte o Aljufía.

 

José María Almela Costa (1900-1989) recibió su primera formación en Murcia de la mano del pintor Antonio Meseguer, después conoció a importantes pintores de su generación, aunque algo más mayores que él, como Garay, Joaquín y Pedro Flores. Más tarde tuvo ocasión de recibir lecciones de un ya anciano y reconocido Joaquín Sorolla en Madrid, y finalmente completó su formación artística con una beca en París.

 

Almela Costa fue una de las grandes figuras de la pintura murciana del siglo XX, gran exponente del costumbrismo o regionalismo.


© 2014, Museo de la Ciudad Ayuntamiento de Murcia Nota legal · Política de privacidad