¿Sabías que...
... el Museo de la Ciudad expone obras originales de Pedro Flores?

Pedro Flores es uno de esos personajes a los que calificamos como 'ilustres de Murcia' con todo merecimiento, por la relevancia que alcanzó en su ámbito profesional y por su arraigo con la tierra que lo vio nacer. Allá donde estuviera -y llegó a estar lejos-, Pedro Flores siempre fue murciano y siempre volvió a 'su Murcia'. Con motivo de las exposiciones que el MUBAM y el Museo Ramón Gaya dedican a Pedro Flores, destacamos las obras que expone el Museo de la Ciudad.

 

En la primavera de 2021, dos instituciones le dedican sendas exposiciones: bajo el título ‘Pedro Flores sobre papel (1897-1967)’, el Museo Ramón Gaya se centra en su obra en ese soporte, con 58 dibujos y 12 pinturas; por otro lado, y bajo el título ‘Obras y recuerdos de un artista en París. Pedro Flores. Las costumbres murcianas’, el Museo de Bellas Artes reúne más de cien obras entre cuadros, fotografías, cartas y otros elementos del pintor. Para conocer más sobre la exposición del Museo Ramón Gaya, pincha en este enlace, y si quieres acceder a toda la información de la exposición del MUBAM, pincha en este otro enlace.

 

En 2017, el Museo de la Ciudad le dedicó una pequeña muestra con motivo del 120º aniversario de su nacimiento (y el 50º de su muerte), y en ella expuso algunas de las piezas que conservamos en la última planta de nuestro Museo. La más importante de ellas, dividida en cuatro casquetes de semiesfera, es el boceto para la decoración de la cúpula del Santuario de la Fuensanta, que Pedro Flores llevó a cabo en los años cincuenta del siglo pasado, encargándose asimismo de las pinturas del coro, cuyo boceto en guache sobre papel también alberga el Museo de la Ciudad. Y exponemos un boceto más, en formato apaisado, con la decoración para la cúpula en continuo, que luego Flores llevó al formato de la cúpula con ligeras modificaciones.

 

Mientras que en el coro el asunto representado fue la coronación canónica de la patrona de Murcia, evento que se celebró en 1927 sobre el Puente Viejo, para la cúpula el artista eligió el momento álgido de la relación y del encuentro entre el pueblo de Murcia y la Virgen de la Fuensanta: la romería. En mitad de un escenario natural, en las faldas de la montaña y bajo el cielo murciano, cuyo azul ocupa la parte más alta de la bóveda, Flores distribuyó en torno a la Fuensanta a personajes populares y a colectivos de gran arraigo y tradición, algunos anónimos y otros reconocibles, ya fueran del ámbito político, como el Conde de Floridablanca, como del ámbito social, con ‘la cómica’ Francisca de Gracia, la actriz del siglo XVII a la que, según la tradición, el fervor por la virgen apartó de los escenarios y llevó a una vida de oración y ascetismo.

 

Otros personajes pintados por Flores con su estilo suelto y su pincelada ágil, a la vez que cargada de color y de luz, fueron las huertanas y huertanos -con sus cestas para comer en el monte-, las campanas de auroros o las cofradías de Semana Santa con sus nazarenos. Toda una representación de la variedad de una comunidad unida alrededor de su patrona.

 

El Museo también expone una medalla otorgada a Pedro Flores que donó el Consulado de Francia, así como dos diplomas de la Academia de las Artes, las Ciencias y las Letras de Francia.

 


© 2014, Museo de la Ciudad Ayuntamiento de Murcia Nota legal · Política de privacidad