Exposiciones
La patrona de Murcia
La patrona de Murcia. Una fotografía coloreada de Damián Rebel.
Fecha Del 29/08/22 al 18/09/22

Virgen de la Fuensanta

Damián Rebel Pareja (1927)

Fotografía coloreada

135 x 92 cm

 

La fotografía que mostramos en nuestro espacio 'Hoy enseñamos' (del 29 de agosto al 16 de septiembre de 2022) fue tomada en 1927 por Damián Rebel Pareja, y estaría relacionada con los actos en torno a la ceremonia de coronación canónica de la Virgen de la Fuensanta, que tuvo lugar el 24 de abril de ese mismo año en el Puente Viejo de Murcia.

 

 

Sobre la imagen, en blanco y negro, se aplicó después color siguiendo una práctica muy común en la fotografía de finales del siglo XIX y primeros años del XX. Se trataba de una coloración manual y no técnicamente fotográfica: una vez reveladas, las imágenes se coloreaban a mano con diferentes técnicas como la acuarela o el óleo. Dentro de las colecciones ‘ephemera’ del Museo de la Ciudad, contamos con una buena muestra de postales fotográficas coloreadas y fechadas en los mismos años: tienes la información en este enlace.

 

Desde el ‘Centro Fotográfico Villar’, su estudio en la entonces llamada Calle Caravija, hoy Calle Enrique Villar, donde también tenía su domicilio, Damián Rebel Pareja fue un operador de cámara y fotógrafo muy activo en la primera mitad del siglo XX, al igual que el otro gran fotógrafo murciano del momento: Mateo.

 

Rebel Pareja, “contumaz y enciclopédico polemista”, también fue amante de las tradiciones murcianas, miembro destacado del Círculo de Bellas Artes y asíduo animador de sus tertulias, donde fue reconocida su oratoria fluida y desenvuelta y su habilidad para contar anécdotas. Apodado cariñosamente “el fotógrafo popular” por su labor tanto de estudio como de fotoperiodista en el periódico El Liberal durante los años 20, su nombre también está ligado a las primeras producciones cinematográficas en Murcia junto con Luis Baleriola.

 

Rebel y el cine

 

Luis Baleriola y Damián Rebel grabaron en el verano de 1925 un documental titulado ‘El campamento en Sierra Espuña’, dedicado a los ‘Exploradores de España’, hoy llamados ‘scouts’; la elección del tema quizá estuvo motivada por la pertenencia a dicho grupo de los hijos de Damián Rebel Pareja, uno de los cuales, Damián Rebel Páez, moriría pocos años después provocando gran conmoción entre sus compañeros. El documental fue presentado el 23 de octubre de 1925 en el Teatro Circo a beneficio del mencionado campamento scout, de cuyo consejo era presidente Ricardo de la Cierva.

 

‘El campamento de Sierra Espuña’ volvió a proyectarse el 23 de noviembre de ese mismo año, esta vez en el cine San Miguel de Madrid, en una sesión benéfica “para los damnificados de Cuba”, según nos relata el profesor Joaquín Cánovas Belchí en su artículo ‘Murcia y el cine en la década de los veinte: la producción de películas y documentales’, publicado en la revista Imafronte.

 

El Archivo General de la Región de Murcia conserva una interesante y divertida fotografía de un momento del rodaje en Sierra Espuña, que puedes ver aquí:

 

 

En 1926, un año después de aquella primera experiencia, Baleriola y Rebel llevaron a cabo el rodaje de la primera película de ficción de la filmografía regional bajo el título de ‘La jaca Lucera’, “una dramática historia basada en un poema de Pedro Jara Carrillo”, según relata Antonio Crespo en Historia de la Región Murciana. Como dato curioso, hay que decir que la cámara que utilizaron costó seis mil pesetas, una fortuna en aquella época.

 

‘La jaca Lucera’, que hasta poco antes de su estreno llevó por título ‘La yegua Lucera’, fue rodada por Baleriola y Rebel con la colaboración del propio poeta Jara Carrillo, el profesor del Conservatorio de Murcia Dionisio Sierra “y un reducido grupo de actores no profesionales”, tal y como nos cuenta Cánovas Belchí. En su artículo de Imafronte, el catedrático de la Universidad de Murcia explica las repercusiones de la película del siguiente modo:

 

“La prensa murciana estuvo muy atenta al rodaje de esta primera experiencia de Murcia y el cine. En el mes de junio el diario El Tiempo anuncia los primeros detalles de la impresión del film, y poco más tarde, El Liberal y La Verdad retoman la noticia ampliándola en pocos detalles. El interés suscitado en toda la región alcanzó su punto álgido el día de su estreno, el 12 de noviembre de 1926 en el Teatro Circo, aunque con anterioridad, del 1 al 7 de este mismo mes se habían efectuado diversos pases privados para los periodistas locales”.

 

Al año siguiente, Baleriola y Rebel volvieron a colaborar en la realización de otro documental, en este caso sobre las Fiestas de Abril y la coronación canónica de la Virgen de la Fuensanta, una ceremonia que tuvo lugar el 24 de abril de 1927 en el Puente Viejo de Murcia.

 

                                         

 

Tras una primera proyección a modo de ensayo en un laboratorio fotográfico de Madrid “con un resultado excelente”, que la prensa murciana recogió al día siguiente bajo el titular “Murcia en la pantalla. Una película sobre la Coronación”, el documental fue estrenado el 31 de mayo de 1927 en el Teatro Circo de Murcia. El periódico La Verdad lo anunció así:

 

“La gran película murciana de las Fiestas de Abril, Procesión del Viernes Santo y Coronación de la Virgen de la Fuensanta (con censura eclesiástica), se proyectará hoy en el Teatro Circo. Solamente podrá usted admirarla en este teatro. Localidades de 10 a 1 y de 5 a 6”.

 

En su estreno la cinta cosechó un rotundo éxito que les obligó a repetir la proyección en días sucesivos. Por ejemplo, El Liberal de Murcia publicaba esta información el 1 de junio de 1927:

 

“En vista del grandioso éxito que ha obtenido la hermosa película murciana de las Fiestas de Abril, en la que se admira nuestra fastuosa Batalla de Flores, el magnífico Coso Blanco, el popular Bando de la Huerta, nuestra incomparable Procesión del Viernes Santo y la emocionante Coronación de la Virgen de la Fuensanta, hoy se pasará nuevamente por la pantalla del Teatro Circo para que los que ayer se quedaron sin poder admirar esta interesante producción, puedan verla”.

 

Actualmente, según explica Joaquín Cánovas Belchí, este documental pertenece a un particular. Por otro lado, es muy posible que la fotografía coloreada de la Fuensanta que mostramos, y que siempre ha pertenecido al Ayuntamiento de Murcia, formase parte de aquel gran evento para la ciudad.

 

La Coronación de la Virgen de la Fuensanta

 

Sin duda, la coronación de la Patrona de Murcia fue todo un acontecimiento. Cabe recordar que una coronación canónica, como tal, es un rito de la liturgia católica en el que, tras un proceso de evaluación, un pueblo o comunidad de fieles otorga una corona a una imagen de la Virgen a la que se ha demostrado una devoción fervorosa y continuada durante al menos 50 años. El rito concluye solemnemente cuando, en un lugar simbólico, una autoridad religiosa coloca una corona sobre la Virgen.

 

En el caso de la Fuensanta, el acto se celebró en el Puente Viejo de Murcia, donde se instaló un altar para la Virgen, unas tribunas para las autoridades y una escalera, a la que Monseñor Federico Tedeschini, Nuncio Apostólico de su Santidad el Papa Pio XI, subió para colocar la corona sobre la Fuensanta.

 

Además de esta fotografía de Damián Rebel Pareja, en el Museo de la Ciudad contamos con otras piezas que aluden al momento: por un lado, tenemos el boceto de Pedro Flores para la decoración mural del coro del Santuario de la Fuensanta, en el que el pintor plasma la ceremonia: subido a la escalera y elevando la corona sobre la imagen, aparece el Nuncio Tedeschini.

 

 

Más abajo, Flores incluye las figuras de los cuatro obispos que se dieron cita (los de Cartagena, Orihuela, Oviedo y Salamanca), mientras que en el palco de autoridades, situado a la derecha de la obra, están el Infante Fernando de Baviera, el ministro José Calvo Sotelo y el alcalde Francisco Martínez García.

 

Junto a éste y los demás bocetos de Pedro Flores para las pinturas del Santuario de la Fuensanta, también exponemos el cartel original de la solemne ceremonia de coronación, obra de Gil de Vicario, cuya creación no estuvo exenta de polémica: tras convocar un concurso para la elaboración de un cartel que anunciase la Coronación de la Fuensanta y no quedar satisfecho con las obras presentadas, el Ayuntamiento de Murcia lo dejó desierto y se abrió a recibir nuevas propuestas. Mientras, Gil de Vicario exponía el suyo aduciendo que lo había hecho por petición del alcalde, y no por propia iniciativa ni con intención de competir en ningún concurso.

 

 

Rebel pintor, fotógrafo y contertulio

 

El autor de la fotografía de la Virgen de la Fuensanta que exponemos, Damián Rebel Pareja, se dio a conocer muchos años antes de sus trabajos cinematográficos y de su labor como fotoperiodista. La primera noticia que recoge la prensa sobre Rebel, alabando su buen hacer, es de 1902 y aparece en Las Provincias de Levante:

 

“Hemos tenido ocasión de ver un precioso retrato de la bella señorita Consuelo Fuster, hija del médico de Archena D. Agustín. Dicho retrato ha sido hecho al lápiz por nuestro amigo el joven y notable pintor y fotógrafo D. Damián Rebel. Del mismo Sr. Rebel hemos contemplado una magnifica vista fotográfica de la torre de la Catedral, tomada desde el Puente Nuevo. Ambos trabajos revelan las excelentes condiciones artísticas del Sr. Rebel, a quien felicitamos”.

 

Ya en su madurez, Rebel Pareja participó de manera activa en la vida social y cultural de la ciudad y estuvo interesado por sus tradiciones: desde su condición de miembro del Círculo de Bellas Artes, formó parte de la asamblea de constitución del Club Sardinero junto a destacadas personalidades de Murcia, y fue uno de sus primeros vocales. Así lo recogía la publicación ‘Flores y Naranjos’ del 8 de junio de 1930.

 

Tras una vida en la que no llegó a gozar de “excesivos placeres epicúreos”, pero en la que tampoco le faltó el trabajo, Damián Rebel Pareja murió el 12 de marzo de 1947, recibiendo el homenaje de sus compañeros y amigos. Dicho homenaje se materializó en un sentido y extenso obituario publicado en La Verdad del 15 de marzo.

 

Con la firma de Carlos Ruiz-Funes, se reconocía en el texto la personalidad del Rebel, de “sensibilidad exquisita, artista de perspectivas elevadas, inquieto, cultivado y amenísimo conversador”, así como el hecho de que fuera “uno de los últimos paladines y encendido apologista del Círculo de Bellas Artes” de Murcia.

 

Ruiz-Funes concluía de este modo: “Rebel logró popularidad desde su estudio fotográfico del Teatro Circo. Fue decano de los operadores cinematográficos de España. Hombre de entusiasmos artísticos; en sus amarillentos clichés quedaron grabados cientos de episodios murcianos de incalculable valor sentimental. (…) Haríamos interminables nuestras líneas escritas e inspiradas por el amor que le tuvimos”.

 

 

Fuentes:

 

Murcia y el cine en la década de los veinte: la producción de películas y documentales. El Cine-Club de Murcia. 1936. Juaquín T. Cánovas Belchí. Revista Imafronte n.º 2 (1986), páginas 153-160.

 

‘Historia de la Región Murciana’, tomo X, ‘Cine y teatro’, páginas 406-407. Ediciones Mediterráneo. Murcia, 1984.

 

Fondos digitalizados del Archivo Municipal de Murcia:

 

Las Provincias de Levante, 16 de junio de 1902, página 3.

 

El Liberal de Murcia, 22 de diciembre de 1906, página 4.

 

El Liberal de Murcia, 12 de mayo de 1927, página 1.

 

La Verdad de Murcia, 31 de mayo de 1927, página 4.

 

El Liberal de Murcia, 1 de junio de 1927, página 3.

 

Flores y Naranjos, 8 de junio de 1930, página 7.

 

El Tiempo, 27 noviembre de 1930, página 1.

 

Romería de la Fuensanta, Feria y Fiestas. ‘Tertulias murcianas de antaño. Las del Círculo de Bellas Artes’. Ayuntamiento de Murcia, 1946.

 

La Verdad de Murcia, 15 de marzo de 1947, página 3.


© 2014, Museo de la Ciudad Ayuntamiento de Murcia Nota legal · Política de privacidad